Cómo utilizar los aceites esenciales

con No hay comentarios

Como ya hemos comentado la aromaterapia va a ayudarte a sentirte mejor física y emocionalmente. Sus principios activos pueden proporcionarte soluciones a muchas afecciones que puede padecer tu cuerpo y tu mente, además de relajarte y sentirte mejor.

En tu casa puedes disfrutar de los beneficios de la aromaterapia  través de difusores de aromaterapia eléctricos, los quemadores de esencias, las velas perfumadas, los baños aromáticos, las inhalaciones, los masajes o las compresas calientes o frías.

uso de los aceites esenciales

No hace falta sentirse mal para recurrir a la aromterapia, entre sus beneficios cuentan también los que afectan a nuestra piel, un tratamiento cosmético, combatir la celulitis, retrasar el envejecimiento de la piel o nutrirla.

Masajes terapéuticos y cosméticos, quemadores de esencias, difusores de aromaterapia, relajantes y afrodisíacos, que nos generan una ambiente con buenas vibraciones, perfumes para sentirse mejor, para proteger tu casa y tus armarios, en definitiva para hacer de tu hogar un lugar acogedor, tranquilo y con buena fragancia.

Vaporización de aceites esenciales

Los principios activos de los aceites esenciales son muy volátiles y llegan a tu cerebro en cuestión de segundos a través de la nariz.
Una de las principales aplicaciones de los aceites esenciales es poner unas gotitas de uno o varios aceites esenciales en un quemador de esencias o un vaporizador eléctrico. Es un método suave y agradable, a través de la fuente de calor de los quemadores o vaporizadores, evaporan los aceites y perfuma toda la estancia.

Una forma muy limpia y agradable de practicar y beneficiarse de la aromaterapia porque prácticamente todos los aceites tienen aromas perfumados que recuerdan al origen de los mismos, ya sea de hierbas, balsámicos, floral o de maderas.

Disfruta de los aromas de los aceites que más te gusten.

Quemadores de esencias manuales

Pueden ser de cerámica, de cristal o de metal, principalmente, todos comparten el mismo principio: tienen una base en la que debes poner una vela pequeña y un recipiente superior, similar a un platillo, donde pones un poco de agua y una o dos gotas de aceite esencial. A continuación se enciende una vela el calor que general la llama, incide sobre la base, que empieza a evaporar el agua y el aceite esencial. Lo mejor es escoger un recipiente algo profundo para poder echar la medida de agua suficiente. Tenemos que ir revisando el estado de la vela y del agua, lo normal es que nos dure varias horas, dependiendo del recipiente y la vela utilizada.

 

Quemadores de esencias eléctricos

Su funcionamiento es similar a los quemadores de esencias “manuales” con la gran ventaja de que puedes dejarlo encendido en una habitación sin necesidad de vigilancia, no existe el peligro de la llama de una vela y su funcionamiento es extremadamente sencillo.

En nuestra web os hablamos de ellos, aquí tenéis un listado con los mejores modelos de difusores de aceites esenciales.

La forma de uso como hemos dicho es similar, vertimos un poco de agua en el recipiente del difusor de aromaterapia y ponemos varias gotas de aceite esencial, al instante un vapor con la fragancia del aceite inundará la estancia donde nos encontremos.

Dejar un comentario